lunes, 13 de julio de 2009

el biciclista...y su lady...


Y se metió el tortazo de su vida…

Salió disparado de la bicicleta sin saber muy bien porqué y jocicó contra el suelo baldosinado y caliente de la acera que llevaba a su casa.
El dolor le hacía sentir un frío metálico en la cara y en la boca, un sabor extrañamente dulce y suave y como a monedas de la sangre y un dolor punzante de las gravilla en sus mofletes ya no tan floridos; un dolor que se le metió hasta por entre las muelas…
El dolor que sentía no sabía muy bien de dónde salía ni hacia dónde iba pero le hizo sentir que medía menos de un metro, que todo su cuerpo recio y largo se había compactado en un pequeño liliputiense esperando que un Gulliver viniera a rasgar sus cuerdas de pita…el dolor salía desde abajo y le recorría todo el muslo invadiéndolo una especie de vaguería y pasotismo por levantarse y ver que verdaderamente se había caído…por ver que había más de unos ojos mirando para observar la reacción idónea que los mirones aprenderían a no imitar…
Y de pronto se sintió muy muy solo…se sintió altamente solo, duramente solo, desvalidamente solo, tristemente solo y culpablemente solo…y todo porque 3 días antes se había ido de su casa para vivir solo y su madre no le dijo que nadie le iba a soplar la herida para calmar la efervescencia del agua oxigená como ella.
Y entonces llegó su Lady estrellada y, sin más dilación, le acarició el pelo león y le curó el corazón y las heridas con el maravilloso y moderno betadine...

No sé si será una historia real que salió de mi imaginario pero sé que como ella no hay nadie para él y viceversa….

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Ay amiga, qué bonito!

Anónimo dijo...

Ah que soy ladyole

Candela dijo...

es que sois geniales los dos...en serio...que no suene a publicidad absurda...

el sábado fue genial, Elena....no sé, me trajo un montón de recuerdos de cuando estabamos en Cáceres y esas cosas...

no puedo ser tan huevona...

Popi dijo...

Que guai Cande, me has echo las bragas aguita de fatima. Jo, si llegas a estar aquí te jahogo en un abrazototote... ya te lo daré en el comtempop.

Un besazo moooozaaa reeciiiaaaa...

PD. güebona no eres, eres tetonaaaaa!

davidiego dijo...

a ver si Popi investiga en tu laboratorio una barra de labios de povidona yodada para que los besos de quien le quiere curen y desinfecten...

Candela dijo...

jajajaja...ay fel...que razón tienes...

y a ver si le haces caso a tu amigo y haces un pintalabios de betadine!!pero que sepa bien,eh!

LaQueSaCortaoElPelo dijo...

Con la de veces que he "jocicao" en la bici y corriendo...haciendo hasta la croqueta en el suelo.
La verdad es que en esas situaciones prefiero el anonimato :D

Candela dijo...

ay, laquesacortaoelpelo...tenemos en común dos cosas...el pelo cortao y los jocicones...

pero y esa infancia llena de tiritas??? y esa madre llena de fuerza soplando en la herida?? y esa pregunta de : y esa cicatriz??
y una toda valerosa: jociqué en el Molino...

chikinita dijo...

ohhhhhh, que monossss